La Cirugía es a menudo el principal tratamiento para el cáncer de colon. La detección del cáncer de colon en su estadio inicial brinda la mayor probabilidad de cura. Para ello los pacientes sin antecedentes deben realizarse estudios a partir de los 50 años (colonoscopías). En los estadios iniciales (1 y 2) en los cuales los procedimientos endoscópicos nos pueden brindar solución oncológica y en los estadios más avanzados (3 y 4) existe otro tratamiento mínimamente invasivo que es la colectomía laparoscópica. Consiste en hacer incisiones pequeñas en la pared abdominal y extraer el segmento del colon enfermo junto con un pequeño segmento de colon normal a ambos lados y los ganglios linfáticos regionales. Luego se vuelve a reconectar el colon para mantener el tránsito intestinal normal. Lo que mejora enormemente la recuperación. No solo tiene beneficios en lo estético sino también en la recuperación post-operatoria: tanto en el dolor, la movilización precoz, la recuperación del tránsito intestinal y por lo tanto una menor estadía hospitalaria. Lo que genera la pronta vuelta a sus actividades habituales.  Este procedimiento necesita ser realizado por un especialista en cirugía laparoscópica ya que necesita una curva larga de aprendizaje.

Ventajas de la cirugía laparoscópica

  • Menor dolor postoperatorio
  • Acorte de la estadía hospitalaria
  • Recuperación más rápida de la función intestinal
  • Retorno más rápido a la actividad normal
  • Mejores resultados cosméticos.

Dr. Rodrigo Morán Azzi
MN 92.884
Subjefe de cirugía general del sanatorio Güemes / Director de la Residencia de Cirugía General
Encargado docente de la asignatura Cirugía general de la UBA / Coordinador del Sector de Cirugía Oncológica.
guemes.moran@gmail.com

ref:_00D361GSOX._5003x2CtrHN:ref