Mi nombre es  Angélica María Cruzatty Montes de Nacionalidad Ecuatoriana nací   en el cantón Tosagua el 05 de noviembre de 1985  vivo en Ecuador Cantón Portoviejo, Provincia Manabí, ciudad donde se encuentra  la mejor comida del territorio ecuatoriano.

Cuando  tenía apenas tres  años enferme con una gripa , bueno eso pensaba mi mamá que era gripe transcurría el tiempo visitas a casa de salud de Doctor en Doctor, hasta que en una consulta particular dieron con mi diagnóstico médico que  tenía un  soplo al corazón, que las noticias no eran muy alentadoras porque tenían que operarme de corazón abierto .

Mi madre a pesar de su angustiosa situación  contaba con todas las esperanzas para poder salvarme  y junto con mi padre superar este duro trance, pero no contaba con mi padre no fuera suficientemente valiente y responsable para apoyarla, mi padre decidió abandonarnos en el comienzo de esta batalla, e irse del hogar  y para el tal vez fue la decisión más sabia de abandonarnos por no tener dinero, pues yo creo q lo que más le faltaba era valentía.

El Doctor de aquel entonces que me descubrió mi patología no ayudo y transfirió mi caso al  hospital Eugenio Espejo de la ciudad de Quito, realizándome estudios, chequeos, varias citas médicas  llegaron los médicos a la conclusión de que mi operación era una emergencia, no era de esperarse más

Mi valiente madre regreso a casa llena de incertidumbre, miedo, angustia, pensando como haría para conseguir el dinero para que puedan operarme, pues se encontraba sola sin el apoyo de mi papá, no quiero imaginar su impotencia no solo era el sufrimiento de verme así sino también de ver la forma de conseguir la suma alta para mi operación.

Después de todo lo que le dijo el Cardiólogo  las consecuencias de no operarme eran desalentadoras , no se quedó lamentando y empezó a buscar la manera  de conseguir el dinero para mi operación , con el apoyo de mis abuelitos ,tías , tíos  , amigos, pidiendo dinero en las calles, en las radios de la localidad, a los diferentes  actores políticos de ese entonces logro conseguir el dinero para mi operación que no fue fácil pero lo logramos a mis 4 años de edad ya había sido operada de corazón abierto con éxito, gracias a los esfuerzos de mi heroína de mi valiente madre.

A  los 23 años de edad decidí casarme con un ser humano maravilloso , y juntos  como todo matrimonio hacíamos planes de vida de tener nuestros hijos  paso el primer año, segundo año y nada , así que decidimos buscar ayuda de un ginecólogo para conocer el porqué de la infertilidad ,en dicha consulta  me mando a tomar anticonceptivos  según que con eso quedaría embarazada, paso el tiempo y nada  y decidimos esperar que el tratamiento hiciera su efecto pero paso el tiempo y la espera de quedar embarazada no llegaba .

Un día estaba bañándome explorando mi cuerpo me encontré un pequeño nódulo en mi seno izquierdo,  me asuste mucho  pero al mismo tiempo dije, he escuchado que el cáncer de seno le da apersonas mayores de 40 años así que no debo preocuparme.

Acudí donde el doctor para que me chequeara y me dijo tranquila no es nada malo solo son glándulas inflamadas, bueno me  fui a mi casa pensando que  no era  nada malo mi esposo también me decía no te preocupes que de seguro solo son glándulas inflamadas, como dice el Doctor.

A la  siguiente  semana nuevamente en mi autoexploración y oh sorpresa el nódulo que me palpaba había aumentado su tamaño, me asuste mucho y llame a mi mamá , le conté lo que me sucedía pues las madres siempre tienen un sexto sentido, me pidió de favor que fuéramos a   solca ( hospital oncológico) y como mi madre vivía en la ciudad de Portoviejo donde quedaba el hospital separó mi cita médica y así fue, en abril del año 2014 me atendió medicina general, me mandaron hacer una ecografía, para descartar cualquier cosa, en la ecografía se veía una masa, el doctor me decía tranquila no te preocupes, luego me dijo para descartar cualquier cosa  opto por mandarme hacer una biopsia, exámenes y todo los demás estudios que requerían  , mi esposo me decía tranquila que sea cual sea tu diagnostico yo estaré contigo hasta el final de nuestros días , tenía la fortaleza de mi madre , y de mi esposo.

El 5 de mayo de 2014 tenía la cita médica para retirar los resultados de la biopsia y de todos mis exámenes que me había realizado, tenía el turno 4 la espera se me hizo eterna en realidad estaba asustada ansiosa de saber los resultados, toco el turno de entrar me senté empezó el Doctor ha preguntar mis datos todo mis antecedentes familiares de enfermedades y todo parecía bien, hasta que me dice Angélica lamento decirte que tienes cáncer de seno…………………………. Me quede en shock no sabía que decir, mi mamá lloraba, yo solo le pregunte Doctor cuanto tiempo me queda de vida, pues tenía el concepto de que el tener  cáncer  moriría la siguiente semana.

El doctor me dijo Angélica tenemos herramientas para luchar con esa enfermedad tenemos que verificar realizándote más estudios para ver hasta donde esta avanzada la enfermedad, ahí si lloraba ya desconsoladamente mandaron a llamar a la psicóloga para que hablara conmigo y mi mamá pues en realidad no había nada que me podría consolar en ese momento sentía que se me derrumbaba el mundo, yo no esperaba que a mi edad me diagnosticaran una enfermedad tan dura , solo que hemos pasado con un diagnostico así , podemos saber lo que se siente .

El doctor manifestó que el primer paso era realizarme las quimioterapias,  luego de eso vendría la operación (extirpación de la mama izquierda y luego de aquello las radioterapias, me explico que cada 21 días recibiría las quimioterapias y  todo lo que conllevaba recibir las quimioterapias que se me caería el cabello, las cejas, pestañas en fin yo escuchando todo eso era aterrador, traumático y doloroso. Salí del consultorio del doctor desconcertada.

Después de ese momento mi vida ya no fue igual, tanto mamá como yo estábamos desconsoladas, ahora yo estaba consciente de lo que era tener un mal diagnóstico ,no como cuando tenía tres años,  ahora mi madre una vez más vivía un aterrador momento , me fui a casa de mamá pues yo no paraba de llorar , llore todo lo que quise, pero tocaba volver a mi hogar y  darle la noticia mi esposo, que no sabía cómo contarle, que decirle, pues ni yo lo podía creer lo que me estaba pasando era como inaceptable tal noticia.

Mi esposo llegaba de trabajar a las 19:00  a esa hora ya tenía hecha la cena  y como siempre de cenar nos sentábamos a platicar, y llego el momento me pregunto qué paso como me fue en la cita médica cuales eran los resultados, le comencé a contar y empecé a llorar desconsolada solo me abrazo y me dijo, tranquila te prometí que yo estaría contigo, que yo voy a cuidarte siempre y pase lo que pase estaremos juntos.

Ahora solo quedaba luchar y así empecé mi tratamiento  con uno de los mejores oncólogos de mi país  el Doctor D.  A.  que desde que ingrese a su consultorio me inspiro confianza y él me dijo Angélica hay que confiar en el tratamiento y sobre todo en Dios para  finales de mayo ya había separado turno para mi primera Quimioterapia tenía que ingresar un día antes para preparar mi cuerpo para empezar con el tratamiento,

Un día viernes empecé mi tratamiento de quimio y  como me prometió mi esposo nos fuimos a dormir al Hospital y al día siguiente me colocaron mi primera quimioterapia, mi esposo me dejo ahí en el hospital en compañía de mamá antes de irse me dijo tranquila confiamos en Dios de que todo va a salir bien, para ese entonces yo le reprochaba  mucho a  Dios le hacía varias preguntas.. porque a mí? …porque desde que nací he tenido que luchar por vivir? Había una lucha interna de emociones, sentimientos y frustraciones que no entendía.

En la sala de quimioterapia  estaba acompañada de  un equipo de profesionales , seres humanos maravillosos, ese día no sentí nada solo calentura corporal, al siguiente día , no podía pararme, mis piernas no me respondían, pero todo esos síntomas eran productos de la reacción de la quimioterapia, pase 8 días en cama solo me levantaba a comer , después vinieron las nauseas la comida no le hallaba sabor no podía comer alimentos sólidos pues se me dañaba la boca, empezaba un duro proceso que era desconocido y de miedo.

No solo era los síntomas venia ahora lo que ya me había advertido la pérdida del cabello, era  una transformación física y emocional, pasando  los días  donde quiera que esta se me caía el cabello, en la cama, en el mueble, en el baño a tal punto que espere 19 días de haber recibido la quimioterapia para bañarme pues no quería que ese momento llegara quedarme calva verme así.

Ya lo habíamos planeado con mi esposo me dijo por favor no se bañe hasta que yo llegue del trabajo quiero estar con Usted cuando pase lo que tiene que pasar, pues no le hice caso no quise que él me viera así, para esto le pedí a mi suegra que por  favor acompáñeme a mi casa me voy a bañar y no quiero estar sola cuando el cabello se me salga de mi cabeza, mi suegra me dijo está bien yo la acompaño, fui a casa busque la ropa me metí a la ducha al momento que me caía el agua a mi cabeza el pelo solo se desgranaba como grano de maíz, yo miraba al piso y veía todo mi cabello tirado en el suelo me tocaba mi cabeza y era totalmente sin cabello las lágrimas salían de mis ojos, le decía a mi suegra yo pensaba que estaba preparada para este momento pero no es así, salí del baño enseguida me mire al espejo no paraba de llorar , pensé hasta en suicidarme , era otra mujer con otra apariencia ,en realidad es bien difícil soportar todas las situaciones que se viven por padecer un Cáncer.

Después de esta dramático momento le pedía tanto a Dios que me mandara la muerte, que mi esposo ya se enojo y me hablo fuerte y me dijo ¡Por favor Dios nos ha puesto una prueba y vamos a superarla yo creo en Dios y creo firmemente que tu vas a superar esta enfermedad y no llores por favor con llorar no sacas nada tienes que ser fuerte yo estoy contigo y vamos a salir adelante! …..

Al día siguiente me dijo de ahora en adelante no quiero que te quejes por favor , esta enfermedad no te va a vencer y nos queda muchos años por vivir y muchos sueños por cumplir así que no quiero verte triste, ahora nos vamos al hospital para tu segunda sesión de quimioterapias y no importa lo que venga se fuerte.

Esas palabras me  llegaron al fondo de mi alma y desde ese momento empecé a ver la vida diferente es verdad lloraba pero me secaba las lagrimas y continuaba , ingrese a la sala de quimioterapia ya sin cabello y allí pasaba 8 horas recibiendo mi tratamiento, me iba a mi casa a esperar la reacción de la quimio que me llegaba al día siguiente para esto el Doctor ya me había dado las indicaciones que por favor realizara  una actividad física diaria caminar que no me dejara vencer por el dolor , yo haciendo caso a todas las indicaciones del médico con tal de estar bien y sanarme, recibí 8 sesiones de quimioterapia, y se llegó el día de mi operación el Doctor ya me había dicho que mi cirugía consistía en extirpar toda la mama, bueno esa noticia no fue tan fuerte yo solo decía quíteme todo lo que quiera pero lo que quiero es sanarme, no importa vivir con una mama , estaba aceptando y estaba llenando de valor .

Me operaron y antes de ingresar al quirófano mi esposo me dijo quiero que te quede claro que así sea chullita con una chichis te voy a amar siempre así que tranquila que todo va a salir bien, mi esposo estuvo siempre a mi lado pendiente,  hasta que ya me dieron el alta para irme a casa me quede en casa de mama y de ahí mi esposo viajaba todos los días a su trabajo y hasta que el Doctor me dijo ahora vienen las sesiones de radioterapia que en total eran  33 y de ahí el siguiente paso son los controles médicos.

En mi tratamiento se me realizo a parte de las quimioterapias, radioterapias también acudí a las hormonoterapias esta consistía en colocarme una vacuna cada 3 meses que me impedían que llegara la menstruación cada mes ,  es decir tenía una menopausia inducida, producto de esto pase 5 años con los malestares de la menopausia , dolores musculares , calores, angustia, desesperación, irritabilidad, etc..

Llego el gran día pues había pasado la barrera de los 5 años libre para esto tenía que realizarme los exámenes de rigor para verificar que estaba limpia de esta enfermedad, angustiada  y temerosa acudí a mis rayos x, ecografías, tomografías ahora esperar los resultados , el gran día llego entre a la cita con mi Doctor con el mejor de los mejores Dr. D. A. llegue me senté y empezó  a revisar todo los exámenes Felizmente recibo lo resultados y me dice Angélica los resultados dicen que estas muy bien, ahora ya dejas de tomar pastillas y la vacuna que te aplicabas es decir ya solo estas en revisión cada 6 meses y dale Gracias a Dios que estas sana.

No lo podía creer los 5 años se habían pasado tan rápidos que ni me di cuenta, pero con la firme convicción de que Dios había obrado en mi vida de una forma maravillosa, estoy sana, curada, vi partir a tantos compañeros que no resistieron el tratamiento que la enfermedad les arrebato la vida y  que algunas veces  pasaba por mi cabeza cuando me tocara a mí.

En el transcurso de mi enfermedad me acerque tanto a Dios que yo tenía la fortaleza y seguridad que Dios me ayudaría y sanaría mi cuerpo.

En todo este tiempo y de la enfermedad conoces gente maravillosa que son guerras que se convierten en familia, seres humanos únicos capaces de entendernos por todo lo que pasamos. Hermanos creyentes,  que me hicieron  acercarme mucho más a Dios a entender cada uno de sus propósitos en nuestras vidas a los cuales admiro y quiero infinitamente.

Dios  escucho  mis oraciones y ha cuidado de mí en todo este tiempo, de ahora en adelante mis  citas médicas eran cada 6 meses recuerdo las preguntas frecuente que le hacía al  Doctor… la menstruación ya no llegara nunca más?, no tengo posibilidades de quedar embarazada? .Cuales serían las posibilidades de tener un bebé pues Doctor  yo quiero  tener hijos?… el Doctor amablemente siempre me respondía no puedes someterte a ningún tratamiento, no  puedes tomar hormonas , y si está en los propósitos de  Dios que tengas hijos el sabrá el momento indicado .

A la siguiente cita  después de tantos años le comunique al Doctor que  me llego la menstruación y le hacía la  misma pregunta ¿Doctor será que puedo quedar embarazada?, la misma respuesta no lo sé Angélica… puede que si como  puede que no,  si Dios lo quiere así va hacer pero no puedes y no debes tomar nada de hormonas.

Salía del consultorio con un sabor agridulce estaba contenta porque mis exámenes todo bien pero las esperanzas que me daba con respecto a tener mi hijo eran casi nulas para mí, habían pasado 3 años con mi esposo intentando quedar embarazados que no se había podido antes de la enfermedad yo me decía mucho menos  ahora que he pasado por todo este terrible  tratamiento.

Ya  en las noches él llegaba de trabajar mi esposo  me preguntaba que dijo el Doctor le contaba todo a veces llorábamos juntos por que veíamos cada vez como mas difíciles las posibilidades de ser padres, yo le hable de la posibilidad de adoptar, me dijo rotundamente No.

Me dijo Angélica yo no he perdido la esperanza de que tú seas madre, la madre de mis hijos y vamos a orarle mucho a Dios por que nos haga el milagro, a raíz de todo tu tratamiento Dios ha estado con nosotros y esta vez no va hacer la excepción y empezamos a orar diariamente como lo habíamos hecho desde antes y que haga tu voluntad Señor. Pedimos con tanta Fé que nos regalara la bendición de ser padres y Dios nos respondió tanto es el amor hacia sus hijos que nos ha escuchado y los tiempos de Dios son perfectos ahora me encuentro en el tercer mes de embarazo que aún no lo puedo creer , voy hacer mamá , pues si señores soy fiel testimonio de que Dios ha obrado en mi de una forma única y todos los días le agradezco por todo los momentos que me ha permitido vivir con mi familia y por regalarme la dicha de que una vida se forme dentro de mi vientre aún después de haber padecido una enfermedad terrible, pero gracias a mi esposo, mi madre, hermanos, Doctor, enfermeras y  amigos he podido superar.

Ahora siento que estoy en la mejor etapa de mi vida con Dios en mi corazón y a la espera de mi dulce bebé.

Después de un diagnóstico de cáncer, hay esperanza, hay vida….¡¡ UNA NUEVA VIDA!

ref:_00D361GSOX._5003x2CtrHN:ref