Acerca de mi

En esta sección de la página se detalla el objeto del sitio, la información personal y algunas experiencias relatadas en relación a la oncología. 

Hace más de 10 años que soy oncólogo clínico y médico paliativista,  desde entonces comencé a trabajar en un Instituto de Oncología viendo aproximadamente 3200 consultas por año. La segunda causa médica de muerte es la producida por el cáncer y realmente no se hace mucho hincapié en prevención ni se tiene mucho conocimiento en lo cotidiano sobre el cáncer.

Hay tres motivos por los que elegí este nombre por el que me siento muy identificado “Oncología Esperanzadora”.

Empecé a dar charlas de prevención y concientización sobre cáncer, para darle esperanza a la gente, para decirle que se puede prevenir o se puede detectar precózmente esta patología, por lo que se realizarían tratamientos menos cruentos y se llegarían a mayores tasas de curación alargando, así, la sobrevida global. Decirle a la gente, temerosa por padecer lo mismo que su abuelo,  su padre o madre,  su hermano,  un amigo,  un vecino u  otros conocidos, que se puede lidiar y luchar contra ella.

Por otro lado, a los pacientes que están cursando la enfermedad y están bajo tratamiento quirúrgico, quimioterápico, radiante, hormonal o inmunoterápico explicarles que tiene sentido lo que están haciendo, que peleen por la curación, que tengan fe que este mal momento pasará, que se sienten dentro de un callejón sin salida y lo transitan asustados. A todos ellos quiero decirles que estamos presentes a través de esta página para darles esperanzas que se puede salir del mismo, que le encuentren el sentido a su vida, según se refiere en el libro escrito por Victor Frankl “El hombre en busca de sentido”.

Por último a los pacientes que están cursando la enfermedad sin posibilidad curativa, a tener fe y esperanzas de llegar a la mayor cronicidad posible sin  complicaciones, primando siempre la calidad de vida, haciendo hincapié en el  NO sufrimiento,  NO dolor,  NO falta de aire, poder descansar bien,  poder alimentarse bien, y  poder estar distraídos sin pensar permanentemente en la enfermedad.

“Una de las cosas más importantes que he aprendido de la medicina es saber entender que cada vida es un mundo, y si a través de este sitio se pudiera ayudar al menos a una persona, habrá valido la pena la construcción del mismo.”

Dr. Dario Andrés Niewiadomski